En Busca del Cheat Meal Perfecto

Reseña Goiko Grill

hamburguesería gourmet goiko grill cheat meal
dibujo hamburguesa gigante

GOIKO GRILL

El Templo Mainstream Hamburguesero

No te enrolles, ¡abrevia colega!

 Goiko Grill. Aún resuena en mi cabeza el nombre de este local cada vez que le meto un bocado a cualquier hamburguesa de las ahora denominadas “gourmet”. No es para menos, ya que fue la magia de Goiko Grill la que me motivó a iniciar un maravilloso periplo en busca de las mejores hamburguesas, de momento, en Madrid.

entrada al local de goiko grill

 Goiko Grill nace de la emprendedora idea del médico Andoni Goicoechea, natural de Venezuela y de ascendencia vasca, de crear una hamburguesería gourmet de alta calidad. Es así como en 2013 surge una carta en la que confluyen la cultura culinaria venezolana y vasca. A día de hoy Goiko Grill es considerado, por muchos, una de las mecas de cualquier amante de las hamburguesas. Un “must-taste”.

 El local, sobrio y elegante por fuera, muestra en su interior un ambiente desenfadado y rústico. No es demasiado espacioso, pero no llega a agobiar. Eso sí, si eres de l@s que te gusta comer tranquil@, hazte a la idea de que este sitio gusta, y mucho, por lo que por lo general lo encontrarás con bastante gente y el consecuente bullicio (nunca exagerado). Las mesas están distribuidas de tal forma que no es necesario compartirlas entre diferentes comensales. Si vienes con tu pareja/amig@s/familiares, tendréis un hueco para vosotr@s, aunque no disfrutaréis de mucha intimidad.

Mesa y sillas

 La carta cuenta con una buena lista de entrantes y curiosas bebidas. En su buque insignia porta una lista de 12 hamburguesas prediseñadas, las cuales podemos modificar a nuestro antojo añadiéndolas más carne o diferentes extras. También está la opción de crear tu propia hamburguesa, ideal para los más intrépidos. Se nos da la posibilidad de escoger el tipo de carne y el acompañamiento patatero. Mención aquí al hecho de que se puede elegir “carne” vegana aparte de las clásicas carnes de ternera, pollo o costillas de cerdo. Con escaso protagonismo, en una esquina de la carta se muestra un menú del día a un precio razonable. Junto a la carta principal también hay pequeños folletos donde anuncian productos destacados y su hamburguesa especial (única en cada local).

Carta. Desde el 11 de febrero de 2019 la Puchi y la Aita dejan de ser parte del elenco. Puedes ver la versión más actualizada aquí

 De entrante pedimos unos “Nachos de Daniela”. Los pedimos sin el extra de bacon bits. En anteriores visitas lo hemos probado, y no aporta, en mi opinión, una diferencia en el sabor que compense las kilocalorías y el dinero extras.  El plato de nachos es bastante contundente y bien presentado, aunque tal vez peque de que toda la “chicha” se concentra en la parte superior. Es fácil acabar con los ingredientes extra y que aún tengas una cama de nachos que tristemente tengas que finiquitar con los sobres de salsas que te dejan en la mesa. De sabor están ricos y se disfrutan mucho. Tal vez salados en exceso. En cualquier caso, merece la pena probarlos. En otra visita pedimos Thai Chicken Bowl, una opción más saludable y en gran cantidad, con buenos ingredientes, digna de tener en cuenta.

Nachos de Daniela

 Después llegó el turno de las hamburguesas, las grandes protagonistas. En esta ocasión tenían una hamburguesa en promoción, fuera de carta: la Gordonut. El pretexto social incitaba claramente a pedirla: tiempo limitado y miles de fotos en redes sociales. Por otro lado habían cambiado recientemente una hamburguesa (Brokenegger, te echaremos de menos) por una nueva: la Chiliraptor. El hype gorduno nos pudo y pedimos ambas.

Chiliraptor

 Yo pedí la Chiliraptor con doble de carne, aros de cebolla (fritos) y la salsa Baconizer. Mi acompañante tuvo el honor de ser la anfitriona para la Gordonut, acompañada de una salsa de emulsión de ron Santa Teresa. Pedimos también la opción “¡Enquésame mucho!”. Las hamburguesas, bien presentadas en un fino papel, vienen acompañadas de una buena ración de patatas rústicas, además de una salsa base para la hamburguesa más las que hayas pedido como extra. Generalmente suelen dar una moderada sensación untuosa debido al pringue que queda en el papel que las envuelve.

¿Sabías que los probióticos y las enzimas cuidan el aparato digestivo?

Tal y como explico en este post, mejoran las digestiones tras comidas copiosas
Yo, personalmente, utilizo estos probióticos y estas enzimas en los retos, ya que me facilitan la digestión y me disminuyen la pesadez, la hinchazón, el dolor de tripa...
Te los recomiendo encarecidamente si tienes pensado hacer una comilona
Si tienes dudas acerca de si puedes tomarlos, contacta conmigo
probioticos y enzimas para cuidar el digestivo en un reto de comida
Si tienes dudas acerca de si puedes tomarlos, contacta conmigo

 La calidad de la carne es buena, lo que se nota en cada bocado. Yo suelo pedirla siempre al punto, lo cual es realmente un poco roja y se funde plácidamente en la boca. La Chiliraptor mezcla dicha carne, picada, con chili. Junto al guacamole y a los quesos, resulta en una combinación bien llevada que sabe muy rica. El pan complementa bien, tanto en sabor como en textura, sin exageraciones. En su conjunto es una buena hamburguesa, muy disfrutable (como todas las de Goiko Grill), aunque mi favorita sigue siendo la Yankee. La Gordonut, por su parte, renuncia a la clásica idea de hamburguesa con pan y decide sustituirlo por dos tiernos Donuts. Pero… ¿cómo? ¿¡Carnaza mezclada con Donuts, huevo frito, bacon y queso!? ¡¡Menuda aberración!!

Gordonut

 Pues nada más lejos de la realidad. Precisamente ese contraste dulce-salado sorprende hasta el punto de dar pena cuando estás dando el último bocado. El sirope de arce que la acompaña aporta un dulzor extra muy interesante.

 Las patatas rústicas son patatas asadas, cortadas en buenos tamaños. Están ricas, aunque no entusiasman si no eres patatero. Mojadas en salsas ganan bastante. Y ese es otro punto: las salsas. Salsas caseras deliciosas que complementan genial los demás sabores. El “¡Enquésame mucho!” es un queso suave fundido que le da un toque bestial a las hamburguesas. La Baconizer estaba buena, sin más. Hay opciones más interesantes en la carta, como la emulsión de ron o el aceite trufado. Por defecto las mesas tienen una cestita con sobres de salsas típicas (kétchup, mostaza, mayonesa), pero casi se convierten en un adorno al lado de las anteriores.

 Esta vez no pedimos postre, pero si hemos tomado en otras ocasiones. Os recomiendo muy encarecidamente la Goiko cookie 2.0 (una especie de volcán de chocolate) para los paladares más golosos y el Baticrumble (bizcocho de canela con manzana cocida, galleta de canela y avena y helado de vainilla) para los curiosos. Con respecto a la bebida poco puedo señalar. Suelo pedir siempre un vaso de agua: grande y siempre gratuito.

Goiko Cookie 2.0 (izquierda) y Baticrumble (derecha). Imágenes sacadas de la web www.goikogrill.com

 La relación cantidad-calidad-precio es decente. Una bebida + entrante a compartir + hamburguesa + postre puede rondar fácilmente una media de alrededor de 22€, dependiendo de lo que escojas. Eso sí, en Goiko Grill no se andan con ridiculeces. Aquí las cantidades de comida son más que considerables. Si eres una persona con poco fondo de estómago, es probable que con una hamburguesa sin extras ya quedes satisfecho, dándote un homenaje a un precio asequible. Si eres de los que tiene un agujero negro en el estómago, necesitarás invertir un poco más para quedar totalmente saciado (aquí entraríamos en esa media de 22€). En cualquier caso, la calidad de la comida merece el dinero gastado.

 La atención por parte de los camareros normalmente es genial. Tardan poco en traerte los platos (5-10 minutos como mucho). De hecho, como no seáis rápidos con los entrantes, las hamburguesas van a llegar antes de que os los acabéis. Y ojo en verano, ya que el aire acondicionado del local ejerce un efecto refrigerador en la comida bastante acusado.

 En líneas generales Goiko Grill es de esos sitios que suele marcar un antes y un después en tu gastronomía cuando lo pruebas. Juega en una liga superior, muy por encima de las hamburgueserías de comida rápida. Y su popularidad actual no ha afectado, de momento, a su calidad, lo que hace menester la reserva si no quieres quedarte a sus puertas. Si te gustan las hamburguesas y aún no has ido… ¡¡corre insensato!!

Goiko Grill es probablemente una de las franquicias hamburgueseras del momento, cuya fama no ha afectado a sus bondades. La calidad de la carne y del resto de ingredientes es buena, lo que hace de cada una de las especialidades una delicia. Y ¡prepárate! Ya que aquí se sirven buenas cantidades de comida a un precio más que razonable. Seas o no un amante de las hamburguesas, Goiko Grill es de visita obligada.

Dirección: C/María de Molina 20 (Madrid)

Redes socialesWebFacebookTwitterInstagram

¿Qué te ha parecido este post?

¡Tu valoración me ayuda mucho a crecer!

5
0

Puedes comentar lo que quieras más abajo

¡Comparte si te ha gustado!

avatar personalizado de nutricion y salud a lo bestia
Raúl Tizón
Fundador de Nutrición a lo Bestia

 Soy graduado en Farmacia con un Máster en Investigación de Enfermedades Infecciosas. Un friki apasionado de la nutrición y el deporte al que le encanta comer bien y disfrutar de los caprichos que da la vida sin olvidar la salud.

«El veneno está en la dosis»

Mira estas reseñas, ¡qué pinta!

¿Quieres ver todas las reseñas?
¿Quieres ver mis retos de comida?

Los últimos serán los primeros…

¡Suscríbete y acaba con este dicho!

  • Sé el primero en enterarte de las novedades de Nutrición a lo Bestia
  • Recibe consejos gratuitos orientados a los retos de comida, la nutrición y el deporte
suscribirse a nutricion a lo bestia

Comentarios

avatar
1000
  ¿Quieres enterarte de todo lo que se comenta en este post?  
Notificar