El Periplo de los Desafíos

Reto El Hombre contra la Super Pizza

reto de comida de super pizza de la pizzeria titos villarejo

PIZZA QUE TE QUIERO PIZZA

El Hombre contra la Súper Pizza

Déjate de rollos, ¿es chungo el reto?

 Cada fin de semana que decido protagonizar mi Cheat meal con unas buenas y engordantes pizzas aparecen chispazos en mi cabeza a modo de Flashbacks que me recuerdan mi visita a Kilómetros de Pizza. Más que un reto, lo que viví allí fue una experiencia hedónica que dejó en mí un irremediable deseo de volver a disfrutar de una ingesta masiva de este típico plato italiano a precio de regalo. Movido por dicho deseo terminé encontrando el que sería mi siguiente final boss gastronómico: una súper pizza de 2,2 kilos que bien podría cobrar vida en cualquier momento y comerte ella a ti.

imagen de la super pizza
El auténtico escudo del Capitán América. Imagen sacada de www.pizzeriatitos.es

 Hay que ser prudente, por lo que desplegué mis alas de científico freak y estudié meticulosamente la cantidad en kilogramos de pizza que soy capaz de engullir de una sentada en base a algunas comidas trampa de semanas anteriores. He de admitir que hasta me monté mis reglas de tres. Muy enfermizo todo. En cualquier caso, vi factible el reto. Mi boca ya empezaba a salivar y mi estómago a temblar.

 Decidido a enfrentarme a este nuevo desafío me puse en contacto con Tito, el doctor Frankenstein creador de esta bestia. En mi primera llamada no pude concretar con él una fecha para realizar el reto, por lo que mis ansias por comer pizza tuvieron que esperar. Suerte que me iba de vacaciones y me inflé a cachopo en Asturias. “¡¡Joder!! Quiero hacer un reto de cachopo” – pensé mientras me comía el tercero de esa semana. Ya en casa y con un par de kilos de más, llamé por segunda vez a Tito. En esta ocasión sí que pudimos concertar el encuentro.

 Los días pasaron y la semana del reto llegó. Dado que la infartante comilona iba a ser en horario nocturno, llegué a la conclusión de que lo mejor era meterse un huerto y medio pollo entre pecho y espalda en la víspera a modo de preparación y luego permanecer en ayuno hasta el momento del desafío.

 Recurriendo de nuevo a mi querido barreño, empecé a llenarlo de todo lo que se me iba ocurriendo a la par que iba cocinando unos cuantos filetes de pollo. Además me había comprado para este desfase culinario un melón con el objetivo de ensanchar el pobrecito de mi estómago hasta el infinito y más allá.

preparacion para un reto de comida
El auténtico reto

 Alrededor de 2100g de ensalada, 450g de pollo y 2500g de melón (contando la cáscara) eran los actores de esta película de terror. Realmente me asustaba más esta cena que la pizza del día siguiente. Aunque la ensalada y la carne cayeron, la batalla final contra el melón fue imposible de superar. Había llegado a mi límite, estaba preparado.

terminando la preparacion del reto de comida
Mi cara refleja a la perfección los memorables 15 minutos que me hizo pasar el melón tras intentar derrotarlo

 Llevaba toda la semana haciendo más ejercicio de lo habitual para afrontar el inminente desastre metabólico al que me iba a someter, por lo que a la mañana siguiente tocaba entrenar. Y beber agua, mucha agua, para que el estómago no se olvidase de que le tocaba sufrir.

entrenamiento funcional para hacer hueco para la super pizza
En serio, ¿qué me pasa en la cara?

 El momento llegó, y más pronto que tarde, nos hallábamos toda la familia en Caba’s Food & Tito’s. Sí, el depredador de mi hermano tampoco podía faltar a este reto contra uno de sus platos favoritos, y nuestros padres quisieron sentir la emoción (o la vergüenza) de ver a sus hijos comiendo como auténticas alimañas. Mi pareja también venía dispuesta a darlo todo, aunque en proporciones más humanas.

antes de la super pizza en pizzeria titos villarejo
Imagínate un evento familiar con nosotros

 Como si nos diesen una pala para cavar nuestra propia tumba, Tito dispuso frente a nosotros una balanza con un soporte ya tarado y empezó a confeccionar nuestras abusivas pizzas con los ingredientes que nosotros mismos le íbamos cantando. Primero la masa (880g en crudo), luego el tomate, el queso… ¡el queso! En un alarde de profundo empanamiento, no le puse freno a Tito con el lácteo y, cuando me quise dar cuenta, mi pizza ya había llegado a los 1800g. Pero aún quedaba mucho por añadir.

pesando la super pizza antes de empezar el reto de comida
Bah, ¡si eso no es nada!

 Tanto mi camarada como yo llevábamos prácticamente 24 horas de ayuno, por lo que nuestra hambre se encontraba over 9000. En otras palabras, si en ese momento nos hubiesen soltado en la isla de Jurassic Park, no hubiera habido película.

 “Madre mía, ¡qué bien huele todo! ¿Verdad? ¡Qué ganas!” – nos repetíamos el uno al otro.

 Embriagado por la inanición, le comenté a Tito que donde caben 6 ingredientes caben 7. ¿El resultado? Una pizza de 2,6kg. 400g más de lo establecido en el reto. Definitivamente el hambre había afectado a mi cordura. Por fortuna, tras el paso por el horno la pérdida de agua dejó la pizza con algo menos de peso.

 Una vez horneadas, las dos gigantonas reposaban sobre la mesa. Dos sirenas cuyos olorosos cánticos fácilmente nos atrajeron a sus regazos hipercalóricos.

mi super pizza junto a la de mi hermano
Pones un cuadro, unos pedales, un manillar y un sillín y ya tienes una bicicleta

¿Tienes un evento en el que vayas a comer mucho?

Las comidas copiosas provocan normalmente digestiones pesadas
Yo utilizo estos probióticos y estas enzimas en los retos de comida, ya que me facilitan la digestión y me disminuyen la pesadez, la hinchazón, el dolor de tripa...
Te los recomiendo encarecidamente si tienes pensado hacer una comilona
Si tienes dudas acerca de si puedes tomarlos, contacta conmigo
probioticos y enzimas para cuidar el digestivo en un reto de comida
Si tienes dudas acerca de si puedes tomarlos, contacta conmigo

 “No parece tan grande. ¡Al ataque!” – proclamé muy confiado. Cortador en mano, empecé a rebanar las tripas de mi pizza para dejar bien definidos los enormes triángulos que iba a devorar.

 Antes de llegar a un reto es recomendable definir una estrategia. La “técnica del libro” me había funcionado muy bien en el anterior desafío, por lo que opté por ser poco original y repetirla. Cogí un trozo, lo puse encima de otro a modo de bocadillo, y di rienda suelta al león africano que llevo dentro.

inicio del reto de la super pizza de la pizzeria titos villarejo
Casi me puedo arropar con esos trozos

 En los primeros compases del reto descubrí que mis papilas gustativas son multiorgásmicas. Cada mordisco era más placentero que el anterior. Tenía claro que la calidad del alimento facilitaría la tarea y, además, el componente psicológico estaba de mi parte al pensar que sólo tenía que engullir cuatro trozos. Cuatro bocadillos de 600g cada uno que en ese momento no me parecían demasiado.

haciendo el reto de la pizzeria titos villarejo
Menuda delicia, colega

 Sin darme cuenta ya había aniquilado la mitad de la pizza en menos de 10 minutos. Me encontraba bastante bien, aunque empezaba a preocuparme el borde de la masa. Di un trago a mi Coca-Cola Zero y fui directo a por el tercer pedazo.

comienzo la super pizza de la pizzeria titos villarejo
Va pesando ¿eh?

 El hambre había desaparecido para dejar paso a la más profunda gula. Mis papilas ya no disfrutaban tanto como al principio, pero todavía trabajaban duro para hacerme vivir una experiencia organoléptica placentera.

 Sin prisa, pero sin pausa, fui poco a poco terminando la porción. Empecé a ser consciente de que mi aberrante pizza tal vez llevaba demasiado queso, y que acabar con semejante bestialidad no iba a ser pan comido (festival del humor) como sí lo fue el reto anterior.

 Mis preocupaciones fueron acertadas, y es que el borde de este tercer trozo ya requería una mayor centrifugación en mi boca para poder ser tragado. Tanto es así que, por primera vez, eché mano del viejo truco de pasar la comida con líquido. Siempre que lo he visto me ha parecido nauseabundo, pero la verdad que en estas circunstancias no es tan vomitivo. Un par de tragos de mi refresco, y ya había terminado tres cuartas partes del desafío.

 Con el ritmo deteriorado y la mente luchando por hacerme parar de comer, la última porción me parecía gigante.

terminando la super pizza
La conexión hombre-pizza

 No obstante, me armé de valor y continué ingiriendo la bestia. El disfrute ya era ínfimo, pero aún quedaba hueco para rellenar mi buche. Una auténtica apología a la estupidez humana.

terminando el reto de comida de la pizzeria titos villarejo
Ahí, sin complejos

 El enfrentamiento final con el último borde de la pizza era inminente. Llegado el momento, coordiné mis ataques mandibulares para ir mermando poco a poco este último trozo de masa. No fue nada sencillo, pero, finalmente, logré fulminar los 2,4kg de pizza en 21 minutos.

ultimo mordisco de la super pizza
Aféitate guarro

 Mi batalla había terminado, pero mi hermano se encontraba sobreviviendo a las últimas embestidas de su gigantona. Era hora de lanzar apoyo moral.

fin de la super pizza 2 en la pizzeria titos villarejo
Momento en el que un simple pedazo de pizza lo ves como un mundo

 Tras unos instantes finales en los que probablemente me maldijo por haberle metido en esto de los retos de comida, la victoria fue suya.

superado el reto de comida de la pizzeria titos villarejo
21’09’’ y 29’37’’. Teníamos una hora. Se nos va de las manos chicos

 Una vez más, mi hermano y yo habíamos conquistado el podio de las calorías y el colesterol. Personalmente noté que casi había llegado a mi límite. Si hubiese tenido que cepillarme un quinto trozo, tengo bastante seguro que hubiese sudado más que en una hora de spinning.

 Pero ¡eh! Unas pizzas sin helado al final son como unos macarrones sin pasta. Gracias Tito por contribuir amablemente a destruir mi integridad metabólica por un día.

postre en la pizzeria titos villarejo tras su reto de comida de una super pizza
Lo peor es que me quedé con ganas de otro

 Y ahora… ¿dónde hay un reto de cachopo?

Información sobre el reto

Actualmente no disponible

RESTAURANTE   <>   Caba’s Food & Tito’s

DIRECCIÓN   <>   C/Toledo 2, esquina Samuel Baltés 56 (Villarejo de Salvanés, Madrid)

REDES SOCIALES   <>   WebFacebook

DIFICULTAD   <>     dificultad retos de comida

COMIDA   <>   1 pizza de 50cm de diámetro que se confecciona en el momento con los ingredientes que escojas

PESO   <>   2,2kg antes de entrar al horno, y unos 2kg tras salir. Existe la posibilidad de aumentar el peso si tu honor lo pide

LÍMITE DE TIEMPO   <>  60 minutos

PRECIO   <>   25 euros. Se tiene que dejar una fianza con los 25 euros, que te los devuelven si al final superas el reto

PREMIO   <>   pizza y bebidas gratuitas

¿Qué te ha parecido este post?

¡Tu valoración me ayuda mucho a crecer!

6
0

Puedes comentar lo que quieras más abajo

¡Comparte si te ha gustado!

avatar personalizado de nutricion y salud a lo bestia
Raúl Tizón
Fundador de Nutrición a lo Bestia

 Soy graduado en Farmacia con un Máster en Investigación de Enfermedades Infecciosas. Un friki apasionado de la nutrición y el deporte al que le encanta comer bien y disfrutar de los caprichos que da la vida sin olvidar la salud.

«El veneno está en la dosis»

¿Quieres ver todos mis retos?
¿Quieres saber cómo lo hago?

Los últimos serán los primeros…

¡Suscríbete y acaba con este dicho!

  • Sé el primero en enterarte de las novedades de Nutrición a lo Bestia
  • Recibe consejos gratuitos orientados a los retos de comida, la nutrición y el deporte
suscribirse a nutricion a lo bestia

2
Comentarios

avatar
1000
1 Comentarios
1 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo con más respuestas
2 Autores
Raúl TizónEl otro Raúl Autor del comentario reciente
  ¿Quieres enterarte de todo lo que se comenta en este post?  
más nuevo más viejo
Notificar
El otro Raúl
Invitado
El otro Raúl

Ademas de la preparacion fisica, te has preparado mentalmente ¿Verdad? Cada reto es de una manera, pero todos tienen algo común, comer común salvaje xDDD El caso es ¿Cómo te preparas psicológicamente para semejante cantidad de comida? Te lo dice alguien que con 12 años de apretaba uba pizza familiar del teleprisas (xD) cuando median mas de 20 cm de radio. Es decir cuando eran familiares de verdad.

1

0