El Periplo de los Desafíos

Reto Metro de Pizza KDP

restaurante kilometro de pizza

RECORRIENDO UN KILOMETRO DE PIZZA

Reto del Metro de Pizza de KDP

Déjate de rollos, ¿es chungo el reto?

 Amaneció un nuevo y glorioso lunes. Mis energías se encontraban ya mermadas a consecuencia de la “media jornada” de 13 horas que mi trabajo como farmacéutico me obliga a disfrutar cada domingo. Sin embargo, me levanté con una nueva ilusión: volver a torturar mi cuerpo con un reto de comida. Había pasado algún tiempo desde que los juglares cantaran mi gesta contra la torre hamburguesera del reto Anauco’s Big Burger Challenge, y mi curiosidad sobre estos desafíos había aumentado y me había hecho preguntarme hasta qué punto soy capaz de llegar.

 Tras una exhaustiva búsqueda de 5 minutos, la web ‘Restaurantes con Reto’ me reveló mi siguiente objetivo a batir: una pizza. Y no una pizza cualquiera, no, sino una que perfectamente podría servir como pista de Scalextric, ya que se trataba de una pieza de nada menos que un metro de largo. Junto a las hamburguesas, las pizzas son uno de mis Cheat meal favoritos, así que, ¿a qué estaba esperando?

 Así como un estratega planea su táctica antes de la guerra, o un estudiante vago saca a relucir su ingenio para optimizar el uso de chuletas durante su siguiente examen, me dispuse a informarme sobre el reto y las condiciones. Me pareció bastante asequible. La pizza era imponente, pero una hora y media como límite de tiempo reduciría probablemente la dificultad del desafío. No obstante, nunca hay que confiarse.

 El 5 y 6 de mayo se celebraba en Madrid toda una oda a la furia guerrera con la Spartan Race, evento al que asistiría. Qué mejor momento para practicar el desafío pizzero que tras una carrera de este tipo. Y así fue. Tras más de 13 kilómetros y cerca de 30 obstáculos, mis ganas de devorar vacas ya se encontraban en lo más alto del podio.

finisher spartan race madrid
¡Aroo, aroo, aroo!

 Unas horas después ya tenía ante mí un cuarteto de pizzas constituido por 2 familiares y 2 medianas, copado con dos litros de helado. Esto sí que fue una auténtica oda, en este caso a las grasas saturadas y a las harinas refinadas.  Este banquete de calorías fue compartido con mi hermano, otro bestia food killer, el cual había corrido conmigo la Spartan y también se estaba empezando a interesar en el absurdo mundo de los retos de comida. La súper pizza iba a ser su primera gran batalla gastronómica.

papa johns pizzas madrid
Pizza Race

 Pocas semanas más tarde nos decidimos finalmente a llamar al restaurante que ofrece el reto (Kilómetros de Pizza) y avisarles de que estábamos dispuestos a jugarnos el aparato digestivo ante su creación. En la víspera de la confrontación tocaba prepararse. Esta vez quería ir sobre seguro y ensanchar mi estómago lo máximo posible, así que cogí un buen barreño y comencé a llenarlo de verduras y todo lo que se me ocurría para dar vida a una de las ensaladas más heavy que he tenido el placer de hacerme. Más de 2 kilos de comida cargada de fibra que, junto a la fruta que cerró esta cena, hizo de la visita al señor Roca algo digno de recordar.

preparacion del reto de comida de kilometro de pizza
Un consejillo tonto, los pescados mejor fuera de las ensaladas

 Siguiendo el recomendado esquema de ayuno, agua y entrenamiento, la mañana previa al reto se esfumó rápido. Ataviado con mi trofeo de tela del desafío anterior, llegué al restaurante y lo primero que nos mandaron hacer es elegir los sabores que darían vida a la pizza. Este es un punto crítico ya que, según qué especialidades, el reto se mueve en la frontera entre lo valiente y lo temerario. Como el más irritante de los empollones, yo ya había estudiado previamente la carta, así que la decisión ya estaba tomada: mitad “Prosciutto” y mitad “La venta”. Parece ser que la “Cuatro quesos” es una de las más hardcore para hacer el reto según la confesión del camarero, así que ojo.

 Allí estábamos los dos hermanos esperando el nacimiento de nuestras contrincantes. Me sentía mucho más preparado para este reto que para el anterior que realicé, por lo que los nervios que padecí en aquel entonces fueron sustituidos en esta ocasión por unas ganas tremendas de devorar lo que se me venía encima. No tardó en aparecer el camarero con nuestras pizzas y, tras una breve explicación, pronto quedó inaugurado el desafío.

kilometro de pizza reto de comida
Una pose muy original para unas pizzas muy normales

¿Sabías que los probióticos y las enzimas cuidan el aparato digestivo?

Tal y como explico en este post, mejoran las digestiones tras comidas copiosas
Yo, personalmente, utilizo estos probióticos y estas enzimas en los retos, ya que me facilitan la digestión y me disminuyen la pesadez, la hinchazón, el dolor de tripa...
Te los recomiendo encarecidamente si tienes pensado hacer una comilona
Si tienes dudas acerca de si puedes tomarlos, contacta conmigo
probioticos y enzimas para cuidar el digestivo en un reto de comida
Si tienes dudas acerca de si puedes tomarlos, contacta conmigo

 Digna de protagonizar una InstaStory, la pizza lucía increíble. Además, ese toque visible de jamón york, albahaca y verduras daba ese puntito saludable con el que a todos nos gusta auto-engañarnos cuando cogemos la dieta y la tiramos desde un décimo piso.

metro de pizza kilometro de pizza
Esta imagen encajaría muy bien con la banda sonora de Darth Vader (“La marcha imperial”)

 Resonaban tambores de guerra en mi cabeza, y la estrategia a seguir la tenía decidida desde varios días atrás. La que he denominado, en un alarde extraordinario de ingenio y creatividad, la técnica del libro. Es decir, coger dos trozos y volcar uno sobre otro a modo de bocata para poder matar dos pájaros de un tiro.

cacho kilometro de pizza
Aún me relamo

 De esta forma, fui atacando la pizza desde sus extremos hasta el corazón, intercalando especialidades. Cada bocado era una auténtica delicia. Si creéis que este tipo de retos es un despropósito imposible de disfrutar, dejadme deciros dos cosas. La primera es que lo más seguro es que tengáis razón y, la segunda, es que todo depende de la persona y del número de agujeros de gusano que tenga en el estómago. En mi caso, continué devorando el calórico metro a un ritmo que me permitió gozar en todo momento de lo que estaba comiendo.

continuando reto de comida de kilometro de pizza
Imaginaos las ganas que tienen mis padres de que me independice

 Tanto es así que, sin darme cuenta, y acompañado de mi bebida Zero experta en liberar hueco de mi estómago, me fui abriendo paso por la grasienta senda del queso y el chorizo hasta llegar al último trozo. Ni las lonchas estratégicamente colocadas de jamón york ni los huevos fritos que condecoraban cada porción de “La venta” eran rivales para mi furiosa mandíbula y mi ansiosa hambruna. No estaba solo, y mi aliado en esta contienda también comenzaba a visualizar el fin de su primer reto.

terminando el reto de comida de kilometro de pizza
Por suerte mi hermano ya tiene casa propia

 Último trozo, últimos mordiscos, últimas dosis de dopamina para mi cerebro. Lo que sentí al terminarme esta larga pizza me hizo olvidar la sensación de rechazo alimentario que había vivido meses atrás con la hamburguesa. Gozo, felicidad gorduna y, sobre todo, bienestar. El reto lo había disfrutado de principio a fin y tan solo me sentía moderadamente lleno.

terminando reto de comida de kilometro de pizza
Cara de orgullo al saber que ha merecido la pena destrozar mi dieta por un día

 Triunfante como Goku al transformarse por primera vez en Super Saiyan y derrotar a Freezer en Namek, me alcé con mi segunda victoria en un tiempo de 26’ 44”, seguido de cerca por mi fraternal compañero, que logró conquistar el olimpo de las calorías en 35’.

final y tiempo del reto de comida de kilometro de pizza
Obviamente no podía faltar el postureo de turno con los rústicos cadáveres de las pizzas

 Pero esto no podía acabar aquí. Tan pronto fusilamos la pizza, el camarero nos advirtió de que, como premio por acabar con dicha bestia, teníamos la posibilidad de disfrutar de un entrante y un postre gratuitos cada uno. Tal vez ya era tarde para un entrante, pero mi gula más pagana se emocionó con la posibilidad de terminar la velada con una buena tarta de zanahoria con helado. ¡Qué bien entró después de la marea salada que había ingerido!

postre del reto de comida de kilometro de pizza
Di que sí hombre, la pizza no era suficiente

 Por supuesto, la pizza también fue gratuita. Y ¡menos mal! Porque el precio a pagar por el fracaso absoluto ascendía a más de 40 euros. No me termino de hacer a esto de ponerme hasta arriba sin desplumar ni una sola moneda. Pero me podría acostumbrar amigo, me podría acostumbrar.

 Con las arterias bien cargadas del peor colesterol y las venas rebosantes de glucosa, dejé atrás Kilómetros de Pizza con una idea en la mente… ¿Cuándo podría volver a gozar de una ingesta masiva de este típico plato italiano sin pagar un duro?

reto de comida de kilometro de pizza superado
¡Segunda victoria!

Información sobre el reto

Actualmente no disponible

RESTAURANTE   <>   Kilómetros de Pizza

DIRECCIÓN   <>  Avenida de Brasil 6 (Madrid), C/Palas del Rey s/n (Las Tablas, Madrid), C/Zurbano 26 (Madrid), Avenida Gran Bretaña 1 (Parquesur, Leganés, Madrid), C/Camilo José Cela 2 (Las Rozas, Madrid)

REDES SOCIALES   <>   WebFacebook, Instagram

DIFICULTAD   <>     dificultad retos de comida

COMIDA   <>   1 pizza de un metro de largo de una o dos especialidades a elegir entre todas las de la carta

PESO   <>   1,7 – 2,2kg

LÍMITE DE TIEMPO   <>   90 minutos – Actualizado: ahora son 60 minutos

PRECIO   <>   Entre 34 y 60 euros dependiendo de los sabores escogidos

PREMIO   <>   pizza, bebida, entrante y postre gratuitos

¿Qué te ha parecido este post?

¡Tu valoración me ayuda mucho a crecer!

2
0

Puedes comentar lo que quieras más abajo

¡Comparte si te ha gustado!

avatar personalizado de nutricion y salud a lo bestia
Raúl Tizón
Fundador de Nutrición a lo Bestia

 Soy graduado en Farmacia con un Máster en Investigación de Enfermedades Infecciosas. Un friki apasionado de la nutrición y el deporte al que le encanta comer bien y disfrutar de los caprichos que da la vida sin olvidar la salud.

«El veneno está en la dosis»

¿Quieres ver todos mis retos?
¿Quieres saber cómo lo hago?

Los últimos serán los primeros…

¡Suscríbete y acaba con este dicho!

  • Sé el primero en enterarte de las novedades de Nutrición a lo Bestia
  • Recibe consejos gratuitos orientados a los retos de comida, la nutrición y el deporte
suscribirse a nutricion a lo bestia

Comentarios

avatar
1000
  ¿Quieres enterarte de todo lo que se comenta en este post?  
Notificar